Eres la visita...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Las dudas están cerca


Faltan menos de dos semanas para el 20N, un punto de inflexión teniendo en cuenta la situación actual –principalmente económica– de España. Las encuestas dan una clara victoria al PP y nosotros tememos un cambio. Un cambio que pretende dar aire fresco al sistema económico y proponer nuevas soluciones, pero en el ámbito social sólo nos puede hacer dudar. Teniendo en cuenta los antecedentes del Partido Popular, ellos defienden “el cambio”, lo que en realidad puede ser un “paso atrás”.

El pasado lunes se llevó a cabo el esperado debate entre los líderes del PSOE y el PP de cara a las elecciones presidenciales, Alfredo Pérez Rubalcaba y Mariano Rajoy respectivamente. En lo referente a la ley sobre el matrimonio homosexual, aprobada por los socialistas en 2005, Rubalcaba forzó a Rajoy a contestar si el PP mantendría la ley que se aprobó en caso que los populares ganaran las elecciones. El líder del PP se limitó a evadir la pregunta porque es obvio que si suben al poder, revisaran dicha ley. Esto, supondría la pérdida de derechos, la limitación de la libertad de expresión y la falta de igualdad entre los individuos de la sociedad.




El delicado tema sobre la ley del matrimonio homosexual se remonta cuando la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho afirmó que han “sido partidarios de la unión de las personas con el mismo sexo, pero no bajo el mismo nombre”. Con estas declaraciones dio a entender que no creen en el matrimonio homosexual, uno de los principios básicos que más caracterizan al Partido Popular. Por otra parte, el eurodiputado popular Alejo Vidal-Quadras afirmó en su blog personal que el PP está obligado, en sus 100 primeros días de Gobierno, a suprimir, entre otras cosas, “las leyes del aborto y del matrimonio homosexual”.

Vidal-Quadras aseguró que en caso de no hacerlo, los votantes se decepcionarían. Ante esta afirmación cabe destacar que el 2004, cuando entró a gobernar Zapatero, el 66% de la población estuvo de acuerdo en que gays y lesbianas tuvieran el derecho a casarse. Esta ley no sólo se encuentra vigente en España, sino que también fue aprobada en muchos países como Argentina, Canadá o Sudáfrica. Este cambio no supuso un gran esfuerzo, ya que sólo se llevó a cabo una modificación de dos palabras dentro del derecho constitucional, pero el camino realizado en 2005 puede deshacerse a partir del 20N, ya que Rajoy no se compromete a mantener la ley de matrimonio homosexual.

Cuando se habla de la ley de matrimonio homosexual también se incluye el tema de la adopción. Teniendo en cuenta que los partidos conservadores están en contra de la unión homosexual, también lo estarán en la posibilidad que los homosexuales estén en su derecho de adoptar un hijo. Junto con el temor a una posible derogación de la ley de matrimonio homosexual también existe el riesgo de que las parejas homosexuales tampoco se puedan casar.

Las elecciones presidenciales sirven para que los ciudadanos se puedan expresar mediante su voto a la pluralidad de partidos que se presentan. En caso que el PP gane dichas elecciones, se corre el riesgo que los homosexuales vean cómo los principios básicos de la democracia no se cumplan, ya que la derogación de la ley de matrimonio homosexual supondrá la pérdida de sus derechos.

Reacciones:

1 colores:

Zowi dijo...

Yo no voy a votar al PP por su hipócrita postura con el matrimonio homosexual...entre otras cosas. Pero tampoco votaré al PSOE porque...joder, porque no se lo merecen.

Y sólo me queda una opción.

El PP se ha metido en un buen lio con esto del recurso a la ley del matrimonio homosexual. Un lío del que no sabe como salir...

Besos y agur

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes