Eres la visita...

martes, 25 de octubre de 2011

La homosexualidad llega a la televisión


Últimamente, en las ficciones de televisión, aparecen muchos personajes homosexuales. Puede que esto sea parte de la normalización, que los guionistas y creadores de las series quieran retratar la situación real de la sociedad. Y para ello, es necesaria la aparición de personas homosexuales. Eso es bueno.

Pero el modo en que aparecen estos personajes varía mucho. En España, suelen aparecer en series de humor de un modo muy ridículo, muy estereotipados, basándose en muchos tópicos como la pluma, amantes de la moda…  Algunos ejemplos muy visibles se encuentran en Aquí no hay quien viva, La que se avecina o Aída. Los personajes así no ayudan en absoluto a mejorar la situación de los gays y lesbianas. Los televidentes pueden llevarse una imagen incorrecta de la realidad.

Pero esto no siempre es así. En otras series, en cambio, los personajes homosexuales se presentan con mayor profundidad, se crean para crear críticas sociales, para mostrar de un modo más fiel cómo es la realidad. A veces, eso sí, exagerada.

Un ejemplo de ello es la americana Glee. Allí aparece el actor del que hablamos hoy, Chris Colfer, que interpreta a Kurt Hummel. Es un personaje que también está cargado de estereotipos, como el ser amante de la ropa, de los musicales, ser muy sensible y tener pluma. Pero está todo tratado de tal modo que es un personaje creíble y que, antes que parecer ridículo, critica la sociedad conservadora y homófoba americana.

Es probable que este personaje viva situaciones inspiradas en la experiencia del creador de la serie, Ryan Murphy (también conocido por ser el creador de otras series como Nip/Tuck o la recién estrenada American Horror Story que, por cierto, próximamente tendrá la aparición de Zachary Quinto, quien confesó su homosexualidad la semana pasada, interpretando a un fantasma también gay).

Chris Colfer confesó su homosexualidad cuando empezó a emitirse el programa, de modo que es una de las celebrities más jóvenes que han salido del armario. En la ficción, se enamora de Blaine y empieza una relación en la segunda temporada que dura hasta los capítulos que se están emitiendo actualmente de la tercera.

Por su interpretación en Glee, Colfer recibió un Globo de Oro el 2010. Su personaje, Kurt Hummel, en la segunda temporada, sufre acoso escolar por su condición sexual hasta el punto de tener que abandonar el instituto donde cursa. Pero los espectadores pueden ver un personaje luchador, pueden sentirse identificados con sus penas y desgracias y ver que la homofobia no lleva a ningún sitio más que al odio. El personaje de Kurt genera mucha empatía hacia el espectador, que puede empezar a rechazar la homofobia y aceptar la homosexualidad.

Chris Colfer se ha vuelto una persona muy mediática en Estados Unidos y se ha movido siempre a favor de los derechos de los homosexuales, participando, por ejemplo, en campañas como It Gets Better. A continuación os presentamos uno de los momentos más esperados de Glee, el primer beso entre Kurt y Blaine.

Reacciones:

4 colores:

Laura S. dijo...

Pel que fa a "Aquí no hay quien viva", no crec els gais i lesbianes apareguin ridículs ni estereotipats, al contrari! De la parella de gais, n'hi ha un que té pluma i un que no (i, de tota manera, és que no hi ha gais amb pluma? I tant que sí!). I cap de les dues lesbianes és la típica "machorra" amb què molta gent identifica (equivocadament) les lesbianes.

Vaja, em sap greu discrepar en això, no sé què en penseu :)

La Huella del crimen dijo...

Jo crec que en part la Laura té raó. A "Aquí no hay quién viva" es tractava el tema de l'homosexualitat sense caure en la ridiculesa o personatges esterotipats. Només podriem trobar el Mauri que sí que feia de paper de noi amb molta pluma, però, en canvi, l'altre noi que era gay no el posaven amb pluma i de les noies, al contrari de l'estereotip, no eren les tipiques "bastes" que ens volen fer creure.

Tot i això, estic d'acord amb vosaltres que potser hi ha altres exemples televisius que sí que cauen en l'esterotip i no hauria de ser així. Jo crec que s'hauria de normalitzar tant a les sèries de televisió, com al cinema, etc. Però el més important és que es normalitzi el fet a nivell social, en el dia a dia de la nostra societat.

Àngela.

Laura S. dijo...

Sí, jo per la resta també hi estava d'acord, que consti. Només volia puntualitzar allò perquè justament porto uns dies enganxada a la sèrie, jajaja!

el Arcoíris Libre dijo...

És cert, comparant-la amb les altres sèries, Aquí no hay quien viva encara es una de les que més respecte mostra i menys estereotips difón. Gràcies pels comentaris!

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes