Eres la visita...

jueves, 6 de octubre de 2011

Los diseñadores homosexuales no promueven la delgadez

Siempre se ha asociado la idea hombre + moda = gay. Parece que en nuestra sociedad no se acepta la idea de que a los hombres les pueda gustar la moda, igual que a las mujeres les guste el futbol.

En el mundo de la moda existen distintas opiniones. Mientras que algunos diseñadores, como Karl Lagerfeld confiesan abiertamente que no les gustan los matrimonio gays, otros ven en su condición homosexual una sensibilidad que le permite crear un estilo apreciado por la mayor de clientes potenciales del mercado de la moda, como son las mujeres y los mismos homosexuales.

La moda va más allá de comprar ropa y tener un gran número de prendas en el armario, sino que a través de ella podemos expresar nuestro estado de ánimo, tanto para los homosexuales como para los heteros.


En el mundo de la moda existe un tópico homofóbico totalmente erróneo, como es la obsesión occidental por la flacura por parte de los diseñadores homosexuales. El Observer de Londres publicó el 7 de agosto la siguiente frase: “Hace mucho tiempo que se dice que la moda es una maniobra de los diseñadores - en su mayor parte gays - para que las mujeres se parezcan más a los hombres: nada de pechos, sin caderas, tan delgadas como un muchacho.”

Asimismo, el Daily Mail también publicó este año la siguiente afirmación “La elite de los diseñadores, que en su mayor parte son gays, ha creado diseños de pasarela para adolescentes prepúberes y quiere modelos que cada vez tengan menos aspecto de mujeres (…) Los diseñadores quieren mujeres que se parezcan cada vez más a muchachos.”

Son afirmaciones sin fundamento, ya que muchas colecciones de diseñadores heterosexuales defienden los mismos principios. No es cierto que los diseñadores homosexuales busquen la transformación de la mujer en hombre o que defiendan la idea de la mujer andrógina con formas parecidas a los hombres, sino que nos encontramos en una sociedad donde la belleza reside en la extrema delgadez, sin valorar la tendencia sexual de unos u otros.

Para aquellos que piensan que los homosexuales sólo aprecian la estética andrógina o la masculina, sólo hay que fijarse en las obras de grandes escultores como La Pietà de Miguel Angel o la Magdalena penitente de Caravaggio. E incluso en la música podemos encontrar la adoración en las mujeres femeninas con curvas, ídolos de homosexuales, como Beyoncée.

No hay que caer en la creencia que los homosexuales convierten las modelos femeninas en mujeres andróginas porque sólo son capaces de encontrar la belleza en lo masculino. Simplemente, el concepto de “belleza” en la sociedad imperante se basa en la extrema delgadez. Porque no hay que olvidar que, independientemente del grado de masculinidad de una mujer, un diseñador gay nunca la encontraría atractiva sexualmente.


Reacciones:

0 colores:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes