Eres la visita...

miércoles, 5 de octubre de 2011

Transexualidad y desigualdad social

El concepto de desigualdad se puede entender de formas muy distintas dependiendo de la cultura, la religión, la situación geográfica y el nivel de vida de quien opina sobre ella. Lo que es cierto en todos los ámbitos es que la desigualdad de género atraviesa todas las clases sociales y países, acentuándose en los grupos más desfavorecidos en relación al nivel económico, y en países subdesarrollados o en vías de desarrollo.  

La desigualdad de género adquiere múltiples formas y dentro de cada país se producen diferencias entre clases y/o regiones que originan desigualdades de raza, etnia, ligadas a la de género. No obstante, el concepto de desigualdad de género siempre se centra en las diferencias entre el género masculino y el género femenino en la vida socio-laboral, y se tiende a considerar que las diferencias existentes se van minorizando. 

Cuanto más aumenta el desarrollo, debería también aumentar el nivel de igualdad de género, pero la discriminación sigue existiendo. Según los informes de desarrollo humano del PNUD, no hay ningún país en que la igualdad de oportunidades sea real, aunque sí se contemple a nivel jurídico. Pero, ¿qué ocurre cuando la discriminación va más allá del ser hombre o el ser una mujer? y ¿Cómo viven entonces esta discriminación las personas transexuales?, ¿a qué llamamos género?

Se defienden los derechos de la mujer en su realidad social, dependiendo siempre del sistema político, la cultura o la etnia de cada país. Pero el género transexual, también llamado transgénero, no se ve incluido en la lucha. 

Se calcula que en España hay unas 8.000 personas transexuales. Este dato nos deja ver que no se trata de algo minoritario, sino que posiblemente no aumenta por los impedimentos socio-jurídicos de nuestro sistema. Des de sus inicios - se cree que la transexualidad ha existido de una forma u otra des de la época del Imperio Romano - y de su inclusión en la sociedad moderna, la transexualidad se ha asociado al movimiento homosexual y a menudo los términos se han confundido. La transexualidad se ha considerado durante muchos años una manifestación exagerada de la homosexualidad y se ha asociaco este término con la figura de la 'mujer prostituta'. Pero con el paso de los años se han ido perfilando socialmente las diferencias psicológicas y sociales que existen entre las dos opciones. 

La homosexualidad es, pues, un término relacionado con la orientación sexual de una persona, que puede ser un hombre o una mujer, a quien le interesan hombres o mujeres en cada caso, o ambos, como es el caso de las personas bisexuales. En cambio, un transexual es una persona que ha nacido con un determinado género físico - masculino o femenino - pero psicológicamente se manifiesta como el género contrario (de aquí el término transgénero).

La transexualidad ha sido considerada siempre desde un punto de vista médico como una enfermedad llamada 'Trastorno de Identidad Sexual', incluida dentro del Manual de Diagnóstico Psiquiátrico. Si partimos, pues, de dicha base médica, la persona trasexual siempre ha sido tractada como alguien enfermo a quien se debe curar, no como una persona que se manifiesta de forma libre. Como efecto a la teoría psiquiátrica, aparece la fobia al género transexual, es decir, la transfobia.

Se trata de un fenómeno que genera odio, miedo y repulsión a las personas transexuales por el mero hecho de manifestar una identidad sexual distinta a su apariencia. La transfobia ha llegado a causar agresiones muy graves a personas transexuales. Según la ONG internacional Transgender Europe, se registraron 426 asesinatos desde 2008 a septiembre del 2010.

Según Haizea Caballero, una mujer que se considera transexual, lesbiana y feminista, 'los transexuales son un conjunto increíble de seres, mujeres y hombres, constituidos con esfuerzo pero con la determinación de una necesidad que nos obliga a hacerlo por algo que crece con nosotoros y deseamos que se realice'.

El sentimiento que suscita la transexualidad es, en general, el rechazo, sobretodo en el entorno más inmediato de la persona, que se ve obligada a dejar a su familia, su trabajo o estudios, etc. Estos aspectos llevan inmediatamente a una situación de discriminación social que también afecta su vida laboral, social y su integración general en una sociedad que se mantiene aún muy cerrada a esta realidad. 

Televisión Española hizo un reportaje sobre la transexualidad en España el año 2008. Muy interesante. 



Si quieres saber más, infórmate en COGAM

Reacciones:

0 colores:

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes