Eres la visita...

jueves, 13 de octubre de 2011

Los sombreros, un antes y un después

Desde hace un par de temporadas ya se perfilaba el uso del sombrero como una de las apuestas más sólidas dentro de la moda urbana. Se trata de un complemento apto para hombres y mujeres que por una parte, ayuda a proteger del frío, pero por otra también sirve para mejorar el aspecto exterior.

Grandes celebridades desde Johnny Depp o Brad Pitt hasta Demi Moore o Drew Barrymore se apuntaron a esta tendencia hace bastante tiempo.

El sombrero es una prenda no muy costosa que sirve para hombre como para mujer. Teniendo en cuenta que llevamos varias temporadas con el estilo masculino en pleno auge, el sombrero ayuda a completar el look. Podemos escoger entre una gran variedad de sombreros, de modo que los podemos combinar llevando diferentes estilos de ropa.


Cuando apareció por primera vez el sombrero, servía para hacer una distinción entre clases, y en algunas sociedades la calidad y el tipo del sombrero variaba según la ocasión. Originariamente, el sombrero contaba de un casquete o tela que se llevaba sobre la cabeza, y no fue hasta el siglo XIV cuando se popularizó en toda Europa (aunque sus formas variaron según el país). El sombrero en aquellos tiempos manifestaba la clase social, ya que algunos se elaboraban con telas que mostraban  el nivel de riqueza: mientras que las clases más altas utilizaban materiales como plumas, terciopelo o piedras preciosas, el pueblo seguía llevando capucha.

De la misma manera que el sombrero llegó a ser un complemento que destacaba por su exclusividad,  existieron épocas en las que usar sombrero estaba mal visto. Pero este no es el caso actual. Si en verano triunfaban los sombreros borsalino y de tipo paja, en invierno esta tendencia no se queda atrás y existe una inmensa variedad de modelos, materiales y colores. Los sombreros además esta temporada vienen acompañados de bufandas y pañuelos para proteger del invierno y completando la imagen.

Un aspecto importante de los sombreros es saber colocarlos. Como dijo Lord Baden-Powell de Gilwell en su obra “El manual de instrucción en buena ciudadanía haciendo vida de campaña”: “Se dice que el carácter de una persona se puede deducir de la manera como usa el sombrero. Si lo lleva ligeramente de lado se supone que es de buen carácter; si demasiado de lado, es un fanfarrón; si echado hacia atrás, es malo para pagar sus deudas…”

En el mundo de la moda, vuelve lo que una vez se llevó. Se puede decir que los sombreros que actualmente se llevan vieron su máxima esplendor a finales del siglo XIX, y regresan casi 150 años después. La moda en los sombreros es cíclica y modelos que se llevaron hace casi 100 años pueden estar ahora de última moda.

Reacciones:

3 colores:

Àngela dijo...

Muy buena entrada! Me encantan los sombreros, aunque me resulta más difícil llevarlos! Tengo que hacerme con uno para este otoño! A ver si llega ya el fresquito y salgo a comprarmelo!

Damian dijo...

me has hecho acordar que en la boda del principe de inglaterra todas las mujeres llevaban uno.
No se porque, pero asi era.

el Arcoíris Libre dijo...

Gracias por comentar :) sí, Damián, en las bodas de etiqueta, especialmente de la realeza, es protocolario lucir sombreros, tocados o pamelas, especialmente si el enlace es por la mañana.

Publicar un comentario

Twitter Delicious Facebook Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Facebook Themes